jueves, 9 de octubre de 2008

Sightseeing in Copenhagen

Después de llevar un mes en tierras danesas, Marta y yo decidimos que ya era hora de hacer una visita turística por el centro de Copenhague. Como vivimos en un pueblo del norte, no habíamos vuelto a ir a la ciudad desde la semana introductoria... Así que el lunes, aprovechando que era un día bastante soleado, cogimos nuestros mapas y nuestras cámaras de fotos y, sin tener nada preparado, nos lanzamos a la "aventura".

Cogimos el tren en la estación de Lyngby a las 16:00 y durante el camino cogimos el mapa para ver en qué estación bajarnos y qué recorrido hacer. Estábamos tranquilamente hablando y buscando en el mapa, cuando una mujer del mismo vagón se nos acercó diciendo: "No me quería involucrar, porque me tengo que bajar en la siguiente parada pero, chicas, os he visto tan perdidas que no lo he podido evitar..." Nos dijo que llevaba viviendo aquí 10 años y nos dio instrucciones sobre las visitas que debíamos hacer. Fue muy gracioso, cada vez que lo recordamos nos entra la risa...

Habíamos pensado bajarnos en la estación central siguiendo las indicaciones del mapa, pero ya que estábamos "tan perdidas" decidimos hacerle caso a la mujer y bajarnos en Østeport, la estación más cercana a la famosa Sirenita. Por supuesto, ésa era una visita obligada:


Todo hay que decirlo, la "Little Mermaid" decepciona un poco. Es pequeñita y, desde mi punto de vista, hay muchas otras cosas en la ciudad mucho más bonitas, pero bueno, como es lo más típico, no podía faltar la foto.

Continuamos nuestra excursión siguiendo los "puntos rojos" de nuestro mapa turístico y quedamos maravilladas con la ciudad. Es acogedora, cálida (los colores, el tiempo no, por supuesto), en cada calle por la que pasas merece la pena ir deteniendo la vista en los distintos edificios... Hicimos muchas fotos de calles que nos parecieron bonitas, alguna que otra iglesia, una fuente, una antigua universidad transformada en biblioteca...

Sin duda, el mejor momento de la tarde llegó cuando decidimos hacer un descanso y tomarnos algo en una cafetería muy mona que nos encontramos. El sitio era muy bohemio, con mesas bajas y sillones tipo Starbucks, pero con más personalidad. Tenía una zona decorada con un cierto estilo marroquí y había un rincón donde la gente se sentaba tranquilamente a tomarse un café en compañía de un buen libro. El ambiente era encantador, pero no se queda ahí la cosa... Decidimos tomarnos la especialidad de la casa: un chocolate caliente que mmmm, madre mía! Pero no sólo eso, una tarta de chocolate con más chocolate y chocolate por encima... lo único que acertamos a decir cuando la probamos fue: "voy a llorar de lo buena que está..." (frase mítica de Taoufik)


Acabamos llenísimas, pero no importa, lo cierto es que ambas somos unas adictas al chocolate...

Al salir del café ya era de noche y lo único que hicimos fue ir hasta la estación central para volvernos a casa. De camino pasamos por la plaza del ayuntamiento y por la que parece ser la calle principal de Copenhague. De día no llama especialmente la atención, pero de noche la iluminación, con los carteles publicitarios y con detalles como un termómetro en la esquina de un edificio, le da mucho color y vida.


La verdad es que fue una tarde inmejorable. Al final va a ser cierto eso de que los planes improvisados son los que mejor salen...

5 comentarios:

Marta dijo...

Fue una tarde genial!! Tuvimos mucha suerte, no sólo por el tiempo, sino también a la hora de escoger el sitio para tomarnos algo caliente. ¡Cómo nos pusimos de chocolate! Y además para rematar, resulta que descubrimos que el Tívolo abre y dedicado a Halloween. ¡Qué más se puede pedir,jejej!!

Anónimo dijo...

Tarta de choc... caf.. ch.. ah.. uh, sí, ah, nggsssaaaahh!

VIRGEN SANTÍSIMA DEL PERPETUO SOCORROOOOO, PERO QUE BUENA LA TARTA! (Me encantó lo de 'voy a llorar de lo buena que está', nunca me di cuenta de esa frase xD)

Menos mal que no has puesto fotos de edificios de copenhague y tal (me encanta reservar la sorpresa para el final :P) (Aunque siéntete libre de ponerlas, que yo haré un scroll rápido xDD)

La Little Mermaid ya voy avisado de que es una cacafuti total, eso sí, prepárate porque pienso poner mogollón de caretos para la mítica foto XDD

Besooos!

Irene dijo...

Qué ganas tengo de que vengas!!! Voy por los sitios pensando: esto se lo tengo que enseñar a Bruno! Ya falta menos. Un besote

Zaq dijo...

Cris nos conto hoy en la cena que a la sirenita esa siempre le roban la cabeza... es verdad??

Irene dijo...

Yo había oído que le robaban la mano, pero de la cabeza no he oído nada... Cuando yo fui, ya has visto que estaba ;)