domingo, 19 de octubre de 2008

No hay tregua

Desde que llegué a Dinamarca he tenido que ir resolviendo un (pequeño) problema detrás de otro: que si todo el papeleo con la ori, las desgracias de mi alojamiento (como no tener agua caliente), el abrir una cuenta bancaria danesa... parecía que no iba a acabarse nunca!

Pues bien, por fin había llegado la tranquilidad: llevaba casi dos semanas en las que podía preocuparme simplemente de la rutina diaria y de estudiar... Pero ya se sabe que lo bueno dura poco. Hace dos días mi bici decidió que no me iba a dejar dar más pedales y aquí estoy, compuesta y sin bici! Probablemente sea una tontería y mañana me la arreglen o, si no, en el peor de los casos, la solución sea comprarme una de segunda mano.

Ya sé que parece que me ahogo en un vaso de agua, pero es que esto hizo que me viniera a la cabeza la pregunta: "¿¿Siempre va a ser así??... ¿No va a haber tregua en esto de tener que ir solucionando problemas?" Y la respuesta, por dura que parezca, es "Sí, es así. No hay tregua. Bienvenido al mundo de los adultos"... Duele crecer, tener que enfrentarse a cosas que antes ni se te ocurría que existieran. Duele salir del mundo de los "buenos" y "malos" y ver que hay infinitos colores entre el blanco y el negro...

Ahora entiendo que irse de Erasmus es como dar un paso de gigante en el camino de "hacerse mayor", por eso es bueno que existan "Legolandias" a los que ir y por un día olvidarse del hecho de que el tiempo pasa y nunca vuelve atrás...

3 comentarios:

Irene dijo...

Aunque el tono del post de esa impresión, no estoy triste ni deprimida, que conste, sólo reflexiva.

Anónimo dijo...

Desde luego, nunca hay que olvidarse del niño que todos tenemos dentro, que en un momento dado incluso nos puede dar la fuerza que el adulto no tiene.

Desde luego que el Erasmus debe de ser una gran experiencia ;)

Un abrazo!

I dijo...

Wellcome to Erasmus world!!!!

-A 20 de octubre de 2008 aún no he podido matricularme en la universidad porque no han llegado las notas de Francia y no me pueden cerrar las actas.
-Tras varios e-mails, llamadas telefónicas y una carta certificada del banco Santander, el credit agricol ni ha cerrado mi cuenta francesa ni me ha devuelto la pasta. Ahora mismo estoy buscando billetes de avión a Paris para intentar solucionarlo.

"Take it easy" porque acabas de empezar, pero no olvides lo más importante: Pese a todos los inconvenientes que surjan, la experiencia Erasmus vale la pena. Disfrutalo al máximo.
1 besín chiquitín.
I