viernes, 10 de octubre de 2008

No es oro todo lo que reluce...

Al principio de llegar aquí, estaba encantada con lo educados que son los daneses: no tiran papeles al suelo, no cruzan la calle si el semáforo está en rojo, los cuartos de baño están súper limpios incluso en los bares...

Pero luego te das cuenta de que el trato personal es mucho menos cercano que al que nosotros estamos acostumbrados. No sé si tendrá que ver con el clima, pero aquí son mucho más fríos... No saludan ni contestan a tus saludos al entrar en los sitios, no dan las gracias cuando les sujetas la puerta (bueno, en España tampoco mucho) y, no sé, en general se percibe más esa distancia entre la gente, no hay tanta calidez en el trato.

Lo que más me ha molestado y que me llevó a escribir esto, fue cómo me trataron el otro día en el supermercado. A pesar de la época en la que vivimos y de que yo tenía mi recién estrenada tarjeta de crédito danesa y también la española, no podía pagar con ninguna. Como yo eso de antemano no lo sabía, no llevaba dinero suelto, y me vi en la cola intentando explicarlo todo y pidiendo perdón a la cajera, que me miraba con cara de pocos amigos. Tuvieron que apartar mi compra mientras yo iba a por dinero a un cajero, pero no fueron más de 5 minutos. Cuando por fin pagué, a la cajera le faltó escupirme. Si las miradas matasen, yo hoy no estaría escribiendo este post... Puede que sólo fuera una persona en un momento concreto, pero no estoy acostumbrada a que me traten así en ninguna tienda de España.

16 comentarios:

Zaq dijo...

-Eso de saludar en los pasillos es muy de España. Sólo lo he visto aqui, de los dos países en los que he vivido :)
-Para bien o para mal, hay de todo en todos los sitios :S Pero que de eso no te quede duda. El que te traten mal normalmente sienta como el culo pero si encima estas fuera de casa y mas aún del país entonces ya es como el fin del mundo :( pero piensa en los conductores de bus simpáticos que te has encontrado :D
1 beso!

Anónimo dijo...

Supongo que habrá de todo, igual la cajera estaba malfollad... digoo, que igual se había levantado con el pie izquierdo. De todas formas, sí que creo que el clima influye mucho. No sé, a mí se me quedó grabadísimo un artículo que decía que en los países nórdicos existía un gravísimo problema de alcoholismo, ya que como la gente no es tan abierta, recurrían demasiado a éste para poder pasarlo bien por las noches. (Sé que en el artículo probablemente lo exageraron para hacerlo más sensacionalista pero no deja de ser curioso).

¿Sabes lo que deberías hacer? ¡SACARTE DE LA MANGA UNA GRAN ESPAÑOLA COSTUMBRE! ¿La siesta? ¡No! ¡MANGAR! xDDDDDD (Venga, que sí, anímate, que como allí no manga ni cristo, pillarte unas buenas pilas debe de estar tirado)

Y si el espíritu danés ya se ha apoderado de ti y no eres capaz de mangar, al menos la próxima vez que hagas la compra dedícale unas bonitas palabras en español con tu mejor sonrisa y con voz suave y aterciopelada, como por ejemplo 'Hola guarra de mierda, ¿Que tal te va tu patética vida puta más que puta?'

Besoteees!

PD: Sé que 'el patriotismo es una enfermedad que se cura viajando', pero cuanto más tiempo pasa, más virtudes veo a españa sin darme cuenta.

Irene dijo...

Lo malo de tu sugerencia, querido Bruno, es que aquí hay mucha gente que entiende español. Es bastante sorprendente. Un día estábamos Marta y yo en un supermercado decidiendo qué patatas comprar (para la tortilla) y un reponedor danés nos dijo en español: "allí hay patatas baratas"...
Sobre lo de robar, lo siento pero no. Ya hay bastantes españoles por aquí para hacerlo... Tengo que confesar que el otro día cogí un rollo de papel higiénico de la uni... pero de ahí no paso. Ya sabes cuál es mi forma de pensar ;)

I dijo...

Es cierto que hay de todo en todas partes, pero en unos sitios hay más de unas cosas y más de otras.
La actitud de la tu cajera danesa yo la vi en París en los supermercados, en la administración de la uni, en los bares etc. etc. Al principio hasta me sentía mal, parecía que los estaba molestando a los pobres. El tópico dice que cuanto más al norte más distante y fria es la gente, pero no es del todo cierto, Derry es absolutamente lo contrario a París. Supongo que dependera de la cultura y de la educación de cada país.
Apoyo al 100% la propuesta de Bruno. Yo este verano en Irlanda me hinche a mangar, no tienen ningún tipo de medida antirobo. Entras al provador y te llevas las cosas puestas o en el bolso, o como se te ocurra.
Robar no es malo, es justo. Ellos te están robando a ti cada vez que compras. Vivimos en un mundo de ladrones amparados por la ley. No los defiendas.

Zaq dijo...

Para I:
- Robar no es bueno ni justo. No tiene justificación.
- Robar a ti te parece bueno porque todavía no te han robado y no sabes lo que significa que te quiten de las manos lo que has ganado con tu esfuerzo.
- Sí, puede ser verdad que "vivimos en un mundo de ladrones amparados por la ley" pero eso no te da derecho a robar, sobre todo porque si robas en los sitios en los que normalmente robas tu (tiendas) es muy probable que tu 'justifiación' no tenga sentido porque no estas robando a alguno de esos que llamas 'ladrones amparados por la ley'.
- ¿Esta justificado robar a un ladrón? Es posible pero en ese caso asegurate de robar al ladrón y no a cualquiera porque a ti te parece que el mundo te esta robando.
- ¿Te parece que roban con los precios de las cosas? NO LAS COMPRES, COMPRA OTRAS. Que todo es un robo, pues fabricate tu todo. Pero no justifiques algo que es injusto.
- A mi me robaron un reloj muy especial para mí cuando no tenía ni 13 años. Quizás me lo robo un señor "I" que se sentía frustado con el funcionamiento de la economí mundial. Sabes que te digo: QUE ESE TÍO ES UN HIJO DE PUTA. Ese reloj que probablemente fue fabricado por un 'ladron' significaba muchísimo mas de lo que valía para mi. Además el esfuerzo que realizaron mis padres para pagarlo (por mínimo que fuera) NO SE LO ROBARON A NADIE.

1 Abrazo, S

Anónimo dijo...

"Robar no es malo, es justo. Ellos te están robando a ti cada vez que compras. Vivimos en un mundo de ladrones amparados por la ley. No los defiendas."

Haré caso omiso de lo que ha dicho ezequiel y ME REFUGIARÉ Y ESCUDARÉ EN ESA FRASE PORQUE MOLA CANTIDUBIIII xDD

Ahora en serio, a mí que me han robado cuatro móviles y una bicicleta plegable en dos años y pico, sí, duele. Yo que tengo algo de mentalidad 'burgalesa', no robaría ningún móvil que esté a la vista (simplemente ni se me ocurriría).

Lo de irene lo decía más que nada por sentirse bien. Cuando recibes un mal trato de una persona, es útil no dejarse pisar e irse cabizbajo. Existen diferentes tácticas, por ejemplo: La asertiva "Creo que no he recibido un buen trato por tu parte", la kinki "Mira japuta, como no te disculpes te voy a tirar del pelo hasta dejarte calva", la irónica "Uy, que mala clienta soy ¿no?, debería dejarme apalear por ti", o la indirecta, que sería la de robar en su comercio (el karma es lo que tiene, y la chica se lo ha ganado a pulso).

Mi madre utiliza una técnica completamente novedosa, aunque solamente es apta para personas con muchos años de experiencia, y mucho, mucho morro. Cuando alguien la trata fatal, mi madre siempre acaba volviendo al sitio, y le regala una rosa (o unas palabras bonitas) a la persona que le trató mal. Dice que es super efectivo, y que la cara que ponen es completamente impagable, aparte de que las siguientes veces acabas recibiendo un trato preferente.

Iván, ¿De verdad que crees que a los que compras son todos unos ladrones? Quizás sin 'los ladrones' no tendrías ni ordenador, ni cocina, ni zapatos... (Mierda, cada vez me sale más la vena de economista)... ¿Tu que modelo propondrías entonces?

Zaq dijo...

- Bruno, siempre en los blogs es de 'buen gusto' llamar a las personas por el nombre con el que firman. Es cuestión de respetar la elección de la persona que hace un post, aunque todos nosotros sepamos quien es.
- Por otro lado, te adelanto que el modelo que propone I es el de "utopía socialista" que jamás funcionará, como cualquier modelo posible, gracias a la naturaleza humana.

Anónimo dijo...

- Zacarías, ¡Tiú! ¡No uses mi nombre real, que si se enteran de que estoy escribiendo en este blog, me castigan sin la Nintendo!

- Me apunto lo del socialismo utópico para informarme (que suerte tener cerca a alguien de humanidades, yo estaría preguntando las 24 horas del día)

- ¿Por qué te pones tan seriote en los blogs?

PD: I, si realmente estabas usando este pseudónimo para postear pseudoanónimamente y no porque ese sea tu nick habitual, sorry!

Anónimo dijo...

Vaya, releyendo mi anterior mensaje me he dado cuenta de que tiene un tono bastante borde (el cual no era mi intención), hacedme el favor de ignorarlo.

Besitos a todos

Irene dijo...

Maravillosisimo, tranquilo, a mí no me has parecido borde (A partir de ahora te llamaré M que es más corto).

Me encanta que mi blog sirva como foro de debate, viva la polémica! (no es ironía, los que me conocéis sabéis que me encantan los debates)

Sobre el tema diré que estoy completamente de acuerdo con Zaq. No veo justificación posible a robar (salvo que lo hagas para comer porque no tengas dinero). Y lo que dices, M, de que lo hiciera para sentirme mejor... Me conoces de algo? De verdad crees que así me sentiría mejor? Sabes cómo es mi conciencia con los estudios, así que imagínate con robar...

Lo del socialismo utópico, precisamente en robar no está basado. Si defiendes que las cosas no deberían ser así, que la sociedad debería cambiar, tú (y es un "tú" impersonal) tienes que actuar a favor del cambio. Cómo vas a proponer un modelo en el que se comparte si no te puedes fiar de nadie???

Yo soy más bien socialista, pero en lo que se refiere al modelo económico reconozco que no hay alternativas viables al capitalismo. Me parece justa la propiedad privada, por supuesto no cuando viene de herencias de títulos nobiliarios, pero sí cuando es algo que te has ganado con tu esfuerzo.

Y sobre lo de que te roban a ti... I, los demás también tienen que comer de algo. A mí me parece estupendo que no haya casi medidas antirobo. Aquí en Dinamarca no las hay. Entras a las tiendas de ropa y es súper fácil robar. Se fían de ti. Ojalá siempre fuera así. Ojalá te pudieras fiar de la gente. Pero si todo el mundo actúa como tú, vamos a conseguir que estos países "inocentes" tengan que incrementar sus medidas de seguridad por culpa de los extranjeros.

Una de las cosas más importantes que he aprendido es la frase: "No le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti". Me parece una buena máxima y voy a intentar cumplirla siempre que pueda.

maravillosisimo dijo...

Sí, si que te conozco, ¿Por qué crees que te animo? JAJAJAJAJA

Desde luego que "No hagas a los demás lo que no desees que te hagan a ti", pero también "Una cosa es ser buena, y otra cosa ser tonta". A mí me gusta ponerme en mi lugar, y no dejarme pisar (yo por lo general soy bastante tonto, y es algo que estoy intentando aprender ahora).

¡Un besote!
PD: En burgos me llaman Won (de Wonderful, por si quieres llamarme por algo más corto :P)

Irene dijo...

No creo que actuar según lo que te dicte tu conciencia sea dejarte pisotear ni ser tonta, creo que es tener personalidad.

Yo, al menos, ya pasé la época en la que tienes que demostrar que eres el más "guay" y no me siento tonta por ser como soy. Me considero buena persona y me alegro de ser así. Si otros se creen más fuertes o con más poder que yo, es que no tienen ni idea. No soy buena porque no tenga otra opción, porque no tenga suficiente personalidad o capacidad para hacer "cosas malas". Soy buena porque elijo ser así y eso me hace más fuerte.

Irene dijo...

No quería sonar tan seria :)

Un besote!

Anónimo dijo...

Este es un debate demasiado interesante como para reducirlo sólo al caso de la cajera (quizás un mal ejemplo). Desde luego que elegir ser buena persona (o no elegirlo, simplemente serlo) es algo admirable, pero creo que tener personalidad es sinónimo de ser bueno y no tonto.

Hay que saber elegir dónde y en quién enfocas tus esfuerzos y energías. Existen muchas personas que de lo buenas que son, los demás se aprovechan de ellos sin que ellas se den cuenta. Por eso hay que saber defenderse: Si alguien hace o dice algo que cambia tu humor o autoestima, no hay que pecar de buenón e irse cabizbajo a casa (que es lo que hacía yo), sino quererse a uno mismo y hacer lo que se necesite para ponerse uno en su lugar.

Hablando en serio, robarle a la cajera no es una solución especialmente efectiva (mas bien es infantil), pero sí que creo que le terminaría diciendo algo, desde el respeto desde luego.

No sé si captó bien el tono de humor/irónico de mis primeros mensajes, porque os los habéis tomado todos súper en serio xDDD

¡Un besoteee!
Won.

Irene dijo...

Creo que el problema, Bruno, es que cada uno está entendiendo el tema de la cajera de forma distinta.

Yo no me fui cabizbaja ni con mi autoestima mermada, sino enfadada por el trato que había recibido. Si fuera alguien que me importara, probablemente le habría plantado cara como tú dices y le habría dicho algo, pero en este caso creo que lo más inteligente es pasar.

No escribí el blog en plan víctima, sino para mostrar la otra cara de la moneda: que en ningún sitio todo es maravilloso, siempre hay cosas mejores y peores.

En todo caso, y siguiendo con lo de ser bueno o tonto, que es un tema que me interesa, ¿dónde crees tú que está el límite? Quiero decir, mientras tú seas feliz, si los demás piensan que eres tonto, es su problema. Ahora, si eres tú mismo el que se considera tonto por actuar como lo hace, entonces sí que tienes que intentar cambiar.

Yo llevo toda la vida oyendo la frase: "de buena que eres, eres tonta" por ayudar a la gente con los estudios incluso el día antes de mi examen. Y sí, puede que parezca tonta por eso a ojos de los demás, pero a mí me sirve para aprender y me siento bien haciéndolo. Que a veces la gente tiene mucho morro y se aprovecha de que eres buena gente, también. Es a lo que te arriesgas cuando haces cosas por los demás. Pero prefiero eso a ser yo la que abuse o tenga morro.
Es imposible estar constantemente en una situación de estabilidad. Quiero decir, tienes que cometer errores o que te pasen "cosas malas" para saber dónde pones los límites y para saber valorar, como tú dices, en quien enfocas tus esfuerzos. Pero creo que siempre tienes que moverte cerca de la posición de equilibrio, no irte al lado opuesto. Por ejemplo: la cajera es déspota contigo y te vas cabizbajo... la próxima vez le dices algo o simplemente no compras en ese sitio, pero no pasas al extremo de robar.

Con respecto a lo de la personalidad, para mí no es sinónimo de nada más que de ser quien tú quieras ser y actuar como lo haces por convicción y no por seguir la norma. Con lo cual volvemos a la pregunta: ¿Dónde está el límite entre ser bueno y tonto? o más bien ¿Quién decide dónde está ese límite?

Aparte, ya sé que tu intención era simplemente hacer una broma y no que surgiera un debate. A mí me encantan este tipo de conversaciones y no es fácil que se produzcan, pero cuando lo hacen, empiezan siempre de la forma más tonta. Yo te lo agradezco. Cuando uno intenta contarle sus ideas a los demás, aprende mucho y, si encima está abierto a escuchar las de los demás, aprende todavía más. Así que GRACIAS.

María dijo...

Irene!
con historias como la cajera.. paciencia

y con ese trato más distante.. enséñales lo bien que se siente uno siendo más cercano!! Se enseña a través del ejemplo, y eres un ejemplo sigular en eso :)

un beso muy fuerte!!